Cómo puedo hacer un podcast: conversación con Teenager Therapy

4 de septiembre de 2020
Hablamos con podcasters de distintos entornos sobre sus procesos creativos y sobre por qué el audio es una de las mejores formas de contar una historia.

Los podcasts se prestan para la vulnerabilidad. Puedes crear donde y cuando más cómodo te sientas, con amigos o por tu cuenta, y no tienes la presión de una audiencia en vivo. Es esta libertad de expresión la que hace que este medio sea un lugar seguro, tanto para los creadores como para los oyentes. Tu podcast puede ser un espacio para debatir sin filtro acerca de lo que te esté pasando, porque es probable que alguien más esté viviendo lo mismo.

Eso fue lo que inspiró Teenager Therapy, un podcast semanal de conversaciones honestas a cargo de Gael y sus compañeros de la escuela secundaria, Isaac, Kayla, Thomas y Mark. Teenager Therapy invita a la audiencia a prestar atención a los problemas reales de los adolescentes en la actualidad, en busca de que personas de todas las edades puedan sentirse cómodas al expresar sus emociones sin filtro.

Cada episodio cuenta los giros y las vueltas de cinco amigos que pasan el rato juntos. Las conversaciones abarcan desde el aislamiento y el activismo performativo hasta recomendaciones de Netflix y planes para la universidad. Estos amigos graban el podcast sentados en círculo, sobre una cama y un sofá y, cada tanto, invitados y otros creadores se unen a ellos. El tipo de debate del programa es libre y sin edición: se trata de expresar lo que estén pensando en el momento. La franqueza de la conversación agrega un tinte de intimidad al podcast, como si el oyente fuera un amigo más dentro del círculo, procesando los problemas como todos los demás. La vulnerabilidad del presentador abre el espacio para recibir apoyo y les recuerda a todos los oyentes que no están solos. De esta forma, Teenager Therapy es como una cápsula del tiempo para la ansiedad de una generación joven, así como para el crecimiento personal que produce compartir los sentimientos más profundos ante el oído atento de los demás.

Hablamos con los presentadores de Teenager Therapy sobre su proceso de creación del podcast y sobre lo que aprendieron en el camino.

¿Qué los motivó a empezar un podcast?

Gael: Sentía que nadie hablaba sobre lo que pasa en la vida de todo adolescente. Hay tantos influencers, sin embargo, ninguno se enfoca genuinamente en temas profundos o en compartir las experiencias que afectan a la salud mental. Quería mostrarles a los demás que no están solos, que todos pasamos por lo mismo y que es totalmente válido.

Isaac: Noté que otros adolescentes de mi edad acumulaban sus problemas dentro de su propia mente y no los compartían. Después de que muchos compañeros que casi no conocía me compartieran sus problemas, me pregunté por qué confiaban tanto en mí. ¿Querían tanto ser vulnerables que recurrían a la primera persona en la que confiaran para expresar sus emociones? Deseaba que hubiera una forma más simple para que otras personas de mi edad pudieran encontrar un lugar seguro para relacionarse con sus compañeros sin ser juzgados. Cuando Gael me comentó su idea del podcast, me encantó, y hemos trabajado juntos desde entonces.

¿Cómo es el formato del programa y cómo lo decidieron?

Gael: Nuestro formato es simple. Los cinco nos sentamos y grabamos conversaciones sobre ciertos temas. Quería que el podcast generara una sensación lo más auténtica y genuina posible. Quería que la vulnerabilidad fuera nuestro valor primordial, por eso a veces nos emocionamos en el podcast. Es totalmente real, sin filtros.

¿Qué equipos usas para grabar?

Kayla: Solemos grabar en la habitación de Thomas. Por lo general, tres de nosotros nos sentamos en el sofá y los otros dos en la cama. El sofá y la cama están enfrentados, por eso es fácil mirarnos entre nosotros y hacer contacto visual. Colocamos el pie de micrófono en el suelo, ajustamos el micrófono a nuestra altura, hacemos algunas pruebas y después grabamos.

¿Cómo promocionan el podcast?

Thomas: Probamos varios tipos de métodos de publicidad, pero el más efectivo, sin dudas, ha sido Instagram. Les pagamos a cuentas medianas para que publiquen una descripción de nuestro podcast y nos etiqueten. Esto por sí solo impulsó nuestro crecimiento de una forma increíble.

¿Qué les gustaría haber sabido sobre los podcasts antes de empezar?

Thomas: Me gustaría haber sido consciente de la cantidad de tiempo y la energía mental que puede demandar hacer un podcast. Tratar de mantener el equilibrio entre la escuela, la vida social y el podcast puede ser muy abrumador. Muchas veces quise dejar de participar en el podcast o simplemente terminarlo. Sin embargo, se ha vuelto más fácil con el tiempo.

Kayla: Antes de hacer el podcast, me hubiera gustado entender el aspecto emocional de las conversaciones. Nunca compartía mis sentimientos reales ni mis problemas personales con mis amigos, y eso cambió cuando empecé con el podcast. Sin dudas, se me ha hecho difícil expresarme algunas veces, pero siento que cada vez me resulta más fácil.

Mark: Lo que desearía haber sabido antes de empezar con el podcast es el valor de nuestras palabras. Al principio, pensaba que iba a ser un simple proyecto divertido. Pero a medida que el podcast creció, recibimos muchísimos agradecimientos y mensajes directos en nuestro Instagram. Fue entonces cuando me di cuenta de que puedo tener un impacto positivo en la vida de las personas. A través de nuestro podcast, podemos compartir experiencias y expresar nuestros sentimientos. Y, a veces, eso es lo que las personas necesitan: historias con las que puedan identificarse. Ahora que sé eso, espero que mi voz siga creciendo. Me hubiera gustado saberlo antes.

Isaac: Antes del podcast, me hubiera gustado saber que un podcast no necesita ser muy formal ni estar guionado. Es mucho más genuino simplemente charlar sobre un tema y compartir tus opiniones o pensamientos de manera honesta. Siempre comparte tus sentimientos con sinceridad, ya que otros oyentes pueden identificarse contigo también.

¿Por qué querían usar el formato de audio para contar su historia?

Thomas: No soy la persona más confiada ni la más atractiva, pero definitivamente me encanta mi personalidad y me aferro a ello. Además, al no mostrar nuestros rostros, creo que los oyentes tienen que escuchar con atención las palabras y las emociones que transmitimos. El audio genera una sensación mucho más genuina.

Mark: Lo que tienen los podcasts es que son sumamente convenientes. Puedes escucharlos mientras haces mandados, tareas del hogar, cuando vas a la escuela, etc. Queremos estar allí para brindar apoyo a las personas, ¿y qué mejor manera que hacerlo a tu lado, hablándote al oído?

¿Tienen una función favorita de Anchor?

Gael: Me encanta lo fácil que es monetizar episodios. Si necesitamos algo de dinero extra, siempre podemos activar algunos anuncios en un episodio y suele funcionar.


¿Cuál es el beneficio de ser varios presentadores?

Thomas: Tienes muchas perspectivas y diferentes personalidades. Hace que el debate sea más interesante y atractivo. También ayuda tener un sistema de apoyo sólido cuando compartes tus emociones.

"Be a great listener, especially with a guest. As the interviewer, you want to ask questions you audience wants to know. Your audience is here to listen to the guest, and you're the bridge between the two." –Mark Hugo
¿Cuál es su mejor consejo para hacer podcasts?

Thomas: ¡Ser uno mismo! Es fácil ocultar tu personalidad y solo mostrar el lado "bueno", pero los mejores podcasts son los que tienen las personas más auténticas y genuinas.

Kayla: Diría no tener miedo a ser vulnerable. A veces puedes sentir que eres la única persona que está atravesando una situación difícil, pero una vez que dejas salir las palabras, verás que no estás solo y que probablemente estás ayudando a alguien con solo contar tu historia.

Gael: ¡Ser únicos! Antes de empezar un podcast, pregúntate: ¿por qué alguien me escucharía a mí entre todas las demás personas? ¿Qué característica única te define? ¿Qué punto de vista tienes que no encontrarás en nadie más?

Mark: Mi consejo sobre hacer podcasts es escuchar con atención, en especial a los invitados. Como entrevistador, uno quiere hacer preguntas que la audiencia se hace. Tu audiencia quiere escuchar al invitado, y tú eres el nexo entre los dos.

Isaac: Ser uno mismo y no intentar contener tus opiniones solo porque vayan en contra de la norma. Está bien ser vulnerables o diferentes, y, sin dudas, todavía tengo problemas para expresarme, pero eso es lo que más me gusta de nuestro podcast. Nos permite practicar formas saludables de expresarnos.

¿Qué es lo que más les gusta del podcast?

Thomas: Lo que más me gusta del podcast es poder ayudar a las personas. No importa si es solo una persona o son mil, otros pueden identificarse con mi experiencia y eso puede hacerlos sentir mejor. Es extraordinario sentir que puedes marcar una diferencia positiva en la vida de alguien más, y eso me da mucha alegría.

Kayla: Lo que más me gusta es, sin dudas, hablar con nuestros oyentes. Sea por un mensaje directo de Instagram, un comentario o un Mensaje de voz, siempre me alegran el día. Es divertido intercambiar mensajes con ellos.

Mark: Lo que más me gusta del podcast es poder compartir nuestras experiencias. Creía que estaba solo cuando se trataba de mis problemas. A medida que empecé a expresar mis sentimientos en el podcast, la gente comenzó a acercarse a mí porque se sentían igual que yo. Eso me hizo sentir feliz, así que diría que hacer el podcast también es terapéutico para mí.

¿Cómo haces un podcast? Cuéntanos en Twitter y en Instagram. Si necesitas más consejos, consulta la edición anterior de Cómo hacer un podcast, y si quieres comenzar el tuyo, prueba hacer algo asombroso con Anchor.

Más información: Inspiración